SEGUIDORES DEL AVERNO

15 de junio de 2017

INSERVIBLE MAÑANA



Había resignado veinticinco centavos para la fuente de la nueva plaza San Martín. Es horrible, inservible mañana. Veinticinco centavos para una fuente sin un querubín que pudiera mear distraído. El lujo del frío quebraba el pelo de una vieja que sentada abajo de un árbol de paltas fumaba su último cigarrillo. La mirada gris de un ñoqui hacía resaltar el entusiasmo genérico de un vago. Las palomas listas para el guiso del hambre, los jóvenes plantando banderas y cantando baladas salvajes, dos hombres masturbando a un gato, y el sexo de un lagarto que se borra sobre el regazo de un ánimus infinitamente podrido.
¿Por qué no ser, espontáneamente, quien se baje los pantalones y tomar el lugar de un querubín postergado? 
Mañana perdida para siempre. Veinticinco centavos me había costado una meada en esa fuente. Veinticinco centavos para una fuente que evade impuestos y es experta en lavar dinero.

(Ariel Van de Linde)

A ELLA



A ella, que le sobra una sonrisa
para una flor inquieta
o para un pájaro que perdió su canto
o para un mundo falto de tierra,
le regalo esta imagen sin cara.
Le atribuyo el desierto 
para que dibuje en la arena
los que otros disfrutarán invisiblemente.

A ella, que le sobra caricia en sus manos
para tocar la espalda de la luna
o para darle luz a un sol eclipsado
o para eternizar la lágrima discreta de un niño,
le regalo estos ojos gemelos.
Le entrego mi clarividencia
para vivir ciego 
y poder disfrutar mejor la metáfora de un sueño.

A ella, que le sobra universo en sus ojos
para mejorar la incredulidad del amor
o para llenar de vida a la incomprendida muerte 
o para crear un paraíso en el infierno,
le regalo este corazón de piedra.
Le doy el Tiempo que los hombres temen
para revivir en la carne 
la sencilla voz de un fin que no existe.

Le atribuyo mi esperanza, 
le entrego mi paciencia,
le doy mi respiro,
le regalo mi espíritu, que se aleja.

(Ariel Van de Linde)

15 de abril de 2017

A UN NIÑO EN ALGÚN VIENTRE




Allí estás, niño, alejado de toda sombra
y sonriendo en un vientre
que espera ser abandonado
para que dejes de burlarte de él.

Allí estás, tranquilo, macilento, alimentándote
y pendiendo de un cordón
acurrucado en tu luna de anhelos
sin saber que pronto despertarás de ese sueño,
sin saber cuál es el destino que te espera,
sin saber cómo será el sol que veas por primera vez.

Habría que condenar al dios que te engendró
sólo por el crimen de haberte engendrado
en medio de una guerra de odios primitivos
y que pronto será tu amanecer, el mar que no ves
será un cosmos de nítida palidez.

Mejor duerme, no despiertes, sigue soñando,
pasa desapercibido de las bombas en Oriente,
Cartago ya pisó su sombra en el recuerdo;
África sigue ardiendo salvaje, el oro de Roma
seguirá en su apogeo mientras sus cardenales
caminarán sobre los muertos.

Siria, Irak, Irán, el impío Norte y en el sur mi país
con un millón de riquezas muriendo de hambre,
niños con lágrimas herrumbradas, tus madres
con la lengua llena de sed. La amargura en una cruz,
el fuego en las calles, el grito de una palma que declina.

Hay hipócritas, rezan dejando al arbitrio
de la suerte tu destino. También son haraganes,
justamente rezan para no ayudarte.
Hay Poetas, ¡Poetas!,
que podrían arroparte y que sienten la poesía
pero también hay “poetas” que se enriquecen
haciendo de la poesía una perfidia.

Mejor no despiertes, niño, sigue allí, sigue soñando,
deja que el silencio juegue con sus pensamientos
cada explosión de tu corazón,
deja que la esfera que te protege
sea la aurora diminuta de tu tiempo.

Ahora que ya eres carne y espejo
no hay mejor Paz que ese lugar donde duermes
y no hay peor Guerra que estar a punto de nacer.
Sigue allí, tranquilo, alimentándote, no despiertes.

¿Quién es este mundo, quién soy yo, para merecerte?  

(Ariel Van de Linde)

13 de abril de 2017

AQUEL SUEÑO



        Yo soñé que había despertado en aquel sueño, justificando la apariencia de mi verdadero rostro; sería eximio el enigma de la oscuridad que mis ojos habían penetrado. Parco, encerrado; bebí lo que comí de un río y fosilicé mi cárcel para mi libertad. He estado ciego, exánime, resbalé de una curiosa gradería y pendí de un cordón; atribuí parejamente los seis sentidos a un cuerpo para que aprendiera del dolor, la incredulidad del amor. Conocí la dicha, la desdicha, la nostalgia de un niño, la perfidia en una cruz: amé el corazón de una Ninfa griega, engendré al griego y al hebreo, les concedí la humildad para sus almas que me vedó alguna vez el sueño. He promulgado Olvidos y he cavilado Recuerdos, he sido amado, odiado y encadenado a un festín; contemplé el infinito y el universo inmóvil que mis otros ojos nunca han visto. Fui copiado por los espejos que me revelaron la inmortalidad, esa sustancia que los hombres de Adán no podrán descifrar. Recorrí varios caminos con el gorjeo de los ruiseñores y visité el desierto, aquella espalda de la arenosa luna en la noche americana y escribí un poema sobre un último poeta que escribirá el primer poema sobre otro último poeta.
        En mis cuatro décadas, he perdido el sabor de la fruta, me fue bloqueado el olor del patio donde muchas veces dormí con el abrasado fuego de la soledad, recogí la suavidad de un beso al salir de esa esfera y lloré la penumbra de una mujer. He pensado con mayor quietud, la indómita esperanza de morir en ese cristal.

 (Ariel Van de Linde)​ 

16 de marzo de 2017

La lupa cultura. Revista de marzo 2017


Pueden leer esta entrevista por este link:
http://www.lalupacultural.com.ar/la-lupa-cultural-no-51-marzo-2017/letras-ariel-van-de-linde-presidente-de-la-sade-escobar-soy-un-defensor-de-los-libros/

Entrevista de la periodista Silvia Mabel Vázquez

Letras: Ariel Van de Linde - Presidente de la Sade filial Escobar: "Soy un defensor de los libros".


Ariel escribe poesía y narra, y lo bien que narra, tiene un blog llamado "El averno del Ángel".

Nació en Escobar y es el presidente de la Sade de ese partido del Gran Buenos Aires, desde el cierre del ciclo 2016, hace muy poquito, anuncio que hizo la sra. Aída Carolina Holtz.

Escribe poesía desde los 15 años y narra desde los 30. Su primer libro de poesías se llama "Escenas" con una segunda edición en el año 2014. Es socio activo de A. L. E. P. H. (Asociación Libre de Escritores y Poetas Hispanoamericanos de la ciudad de La Plata). Su libro "Gritos. El Lienzo de los Sueños", de poesía-prosa, es una casi alejada novela poética, según su propia definición. 

Su inserción en el mundo literario se debe a las influencias del maestro argentino Jorge Luis Borges y del poeta inglés William Blake.

Participó para la "Faja de Honor" de la Sade Nacional.

Conversamos con él, una tarde de enero muy cálida, en cuanto a clima y a charla:

 ¿Te considerás un buen lector?

Sí, me considero un buen lector, no en el sentido cuantitativo. Un buen lector no es aquél que lee bien o mal, sino aquél que descubre sus propios autores y que trabaja por descubrir los secretos o misterios que encierran los textos en un libro, algunos lo llaman "el ratón de biblioteca" y eso es lo que soy. Me gusta leer, me genera placer, y esto es una actividad que en mi adolescencia odiaba con profundidad. Ahora soy un defensor de los libros.

Además de Borges y de Blake, ¿qué otros escritores te conmueven? 

No soy un lector de muchos autores, si hay algo que aprendí de Borges es que "nadie puede leer 2 mil libros, y que lo importante no es leer, sino releer". Yo leo mucho los atlas, enciclopedias, biografías, filosofía, psicología, pero si vamos a los géneros literarios (poesía, cuento, novela) después de Borges y Blake, me gusta Cortázar, Joseph Conrad, H. G. Wells, Whitman, entre otros, también he descubierto algunos que están vivos como Jorge Rulfi, Díaz Puerta, Ramón Carnales, etc. El primer poeta que he leído sus libros enteramente es Jim Morrison.

¿Admirás también las pinturas de Blake?

Sí, me gustan muchos las pinturas de Blake, aunque sólo las conocí por fotos. "El anciano de los días" cuyo arquetipo representa a un Dios, me he imaginado muchas veces que tiene una representación inequívoca del Big Bang. Aun así puedo decir que las pinturas de Blake y sus poesías son una misma cosa.

¿Cómo definirías tu libro "Escenas"?

"Escenas" es un libro para el olvido, así también "La conquista". Fueron mis primeros libros donde experimenté la posibilidad de una buena obra literaria; errores que los he enmendado olvidándolos. Considero que mi primer libro es "Gritos. El Lienzo de los Sueños" porque en ese libro soy 100% yo.

Tu escritura ha sido definida en varias ocasiones como "atrapantes", ¿qué hace que una lectura se defina de ese modo?

Si mis escritos son "atrapantes" me acabo de enterar, o tal vez no presté atención a las devoluciones. En mi caso, para que un texto sea "atrapante" su contenido tiene que ser "desconocido". Yo leo cosas que me agreguen conocimiento, que sea nuevo, si no me agrega ese alimento no lo leo. No me gustan los textos obvios y básicos, no me gustan los textos que no le dan la posibilidad al lector de imaginar o crear su propio mundo en base a lo que está leyendo. Por ejemplo, si yo leo "estaba caminado en la oscura noche" ese texto ya me quitó toda posibilidad de imaginación de cómo podría ser esa noche, porque yo ya sé cómo es la "oscura noche". Ahora, si leo (y esto es de Borges): "nadie lo vio desembarcar en la unánime noche", aquí me está dando ese alimento que necesito, aquí puedo imaginarme esa "unánime noche". No me gusta (como a Juan José Arreola) la literatura de consumo, la literatura que sólo es diversión. "El conocimiento es poder" dijo un filósofo griego, y todo lo que no lleve al misterio, al pensamiento, al razonamiento, no sirve. La "literatura de consumo" es una falta de respeto a los libros, porque es una escritura que hace que el libro con el tiempo termine en un tacho de basura.  

Como flamante presidente de la Sade Escobar, ¿cuáles son las actividades nuevas que realizarán durante tu mandato?

Ser el titular de una institución como la Sade filial Escobar es todo un desafío y es algo que agradezco a la señora Aída Holtz (última presidente) que puso toda su confianza en mí, aun sabiendo que yo no soy un gestor cultural. Tenemos un lindo equipo con ganas de hacer muchas cosas y con muchas buenas ideas. Para el 2017 vamos a trabajar en lo más accesible: "cafés literarios", "ciclos de conferencias", "la revista de la Sade" y el anhelado "espacio físico" para poder realizar mejor todas las actividades, por supuesto, siempre pensando en el socio que es quien paga la cuota social.

Según uno de tus escritos dice, "hoy cualquiera es escritor". ¿Creés que hay autores que venden, y mucho, que no son buenos escritores, y por qué venden si no lo son?

Sí, hay muchos, y muchos que no tienen nada que ver con la literatura, entre ellos algunos famosos mediáticos como futbolistas, vedette, etc. Es un comercio ahora, a las editoriales no les importa otra cosa que vender, y no me refiero a editoriales independientes, me refiero a editoriales "muy conocidas" que se dedican a esas minucias y a complacer el bajo gusto intelectual de las masas. Después están los que tienen recursos para pagar una edición y lo que publican tiene muchas fallas en el lenguaje, pero tienen buen carisma y venden con eso.

¿Cómo definirías la poesía, que llegó tan temprano a tu vida?

La poesía es la libertad encarnada y absoluta.

En la presentación de tu blog, hay una frase que da que hablar

"No estoy en contra de Dios, sólo tengo una visión diferente de la creación. No estoy en contra del Universo: Madre y Padre de Todo. Estoy en contra del pasado humano donde en el presente ocultan la verdad de su historia. Por el momento tengo que disimular que pienso como ellos. Malach, así dormía contigo en esa esfera llamada eternidad. Borges y Blake (mis maestros), me distraen con el aprendizaje y este espejo."

¿Cómo podrías explicar eso de "tengo una visión diferente de la creación"?

Bueno, en cuanto a la visión que tengo de la creación: Creo más en las teorías científicas que en las bíblicas, el universo es vasto y afirmo que hay vida fuera de este orbe, pero no creo que haya un creador de todo, sí creadores de la raza humana, no creo en la posibilidad de un ente creador de todo. Por su puesto que es una visión mía desde la ignorancia que me corroe. Lo que sí me gusta de esos mitos bíblicos, es que hay admirable poesía.

¿Tenés en proyecto escribir otro libro?

Sí, tengo un libro de relatos fantásticos que se titula "Órefe`s: historias de la Ciudad Oculta del Norte". Estoy escribiendo dos novelas y poesías para el porvenir incierto. 

Una frase de Blake que te haya impactado mucho y una de Borges.

De Blake podría citar la frase más famosa que data sobre las "puertas de la percepción", pero te voy a citar ésta, mejor: "Ver el mundo en un grano de arena y el cielo en una flor silvestre, abarcar el infinito en la palma de tu mano y la eternidad en una hora".
De Borges hay muchas que me han impactado, pero te voy a citar una donde el maestro muestra su fidelidad como lector: "Que otros se jacten de lo que han escrito, a mí me enorgullece lo que he leído".

Preguntas con respuestas de una sola palabra: Mejor libro que leíste.

Uno de los mejores libros que he leído y sigo leyéndolo es "EL Aleph" de Jorge Luis Borges.

Mejor lugar para sentarse a escribir.

Cualquier lugar es bueno para escribir, siempre y cuando reine el silencio y la soledad.

Una palabra que te lleve al mejor de tus recuerdos.

Te voy a decir dos palabras que me llevan al mejor de los recuerdos: Mis hijos.

¿Si no hubieras sido escritor, qué hubieras sido?

Si no hubiera elegido ser escritor, creo que seguiría siendo un empleado de seguridad como lo soy ahora.

Una sugerencia para los nuevos escritores.

Algo para agregar, para la juventud más que todo, es que no piensen en editar, más bien que si les gusta escribir, escriban mucho y se diviertan mucho, que corrijan mucho y lo disfruten mucho, que lean mucho y que descubran sus propios autores, las recomendaciones poco sirven. Y si no les gusta leer, como dijo Borges, que no lo hagan, porque la literatura es parte de la felicidad y nosotros no podemos obligar a nadie a ser feliz.

¿Libro en papel o digital?

El libro en papel por escándalo. Emerson dijo: "Una biblioteca es un gabinete mágico en el que hay muchos espíritus hechizados, y esos espíritus despiertan cuando los llamamos", refiriéndose a los libros. Un libro en papel es mucho mejor que una ilusión digital, porque es poseedor de misterio, cuando yo toco un libro de Borges (por ejemplo), creo que estoy por abrir el secreto del Santo Grial, en cambio un libro digital sólo me irrita los ojos.

¡Gracias Ariel, por tu tiempo y tus interesantes respuestas!

Silvia.

9 de febrero de 2017

EL OTRO ODISEO



Los centinelas aguardan en el barro inútil
la mano del rey que caerá sobre sus cabezas,
los árboles son testigos en la sequedad
que han de execrar los ojos de la longevidad.
Hay campos con estrellas jugando al ajedrez
y un público de mendigos en la órbita de cada una de sus caras
-el asombro no será más vasto
que la hipocresía-; diatriba, un manco y un papel,
especulaciones de bocas en la oscuridad sin continente
y la firma del Hacedor en un muro de palabras muertas
abolirán corazones infaustamente gregorianos.
¿Quién seré en este momento?, me pregunto
frente al espejo sin sombra, frente al oblicuo mar de mis manos.
Sé quiénes son los centinelas.
Acaso porque no sé quién es el rey que dirige a los muertos,
acaso si apenas puedo verme con vida: fracaso.

(Ariel Van de Linde)


23 de enero de 2017

CUALQUIER COSA MENOS ESTO



Desnudo en la arena, 
perturbado de horas
y temblando una luna sin luz;
ojos que marchitan la mentira 
de tus horizontes.

¿Quién creerá en ti?

Despojos de amores impertérritos
en las sombras de mi cerebro
son el fin y el comienzo 
de una epidemia amorosa.
Parco, muérdago, ovoide, desborde,
enfermo de tanto sueño.

Cualquier cosa menos esto:
tus velos, tus ojos, tus besos,
déjame destruir este espejo.

(Ariel Van de Linde)

7 de enero de 2017

AHORA, NO SIEMPRE



Ahora, oculto en la penumbra de una mujer,
me deslizo como una vértebra ciega 
abismándose hacia la sombra muerta que dejó un pájaro,
recibo los cristales de la lluvia en mi cara
y con mi cuerpo erguido estoy dispuesto a engendrar un arco y un iris. 

Ahora, oculto en las espinas que abandonaron la rosa,
la miro como un ciego puede mirar al sesgo
enervando los versos que ha pisado 
sin aún haberlos escrito con la atronadora apariencia del espíritu.

Bajo la lluvia el alba perdura en sus goznes;
todo declina,
todo se inclina,
todo se alinea,
todo se purifica
en un pequeño cielo de lo perplejo.

Ahora, como dos eternas lunas,
sus ojos me buscan
confundiéndose con el alma del tiempo;
no sé qué tiene
pero tiene lo suficiente para reconstruirme en sus dones.

Ahora, invisiblemente visible,
me desplomo en su eternidad
muy merecidamente sin merecerlo
y sentir al céfiro embellecer las mejillas de la muerte
que se diluirá en la memoria del silencio indiferente.    

Todo se contamina de plenitud, pero ahora, no siempre.

(Ariel Van de Linde)