SEGUIDORES DEL AVERNO

30 de agosto de 2015

MORIR



Morir: de frente, de espalda,
de costado o del otro costado,
arriba o abajo de cada muerte,
morir sentado, morir parado,
morir de rodillas inclinado a la locura.

Morir: como un valiente cobarde,
como un hombre mujer, morir de sed,
morir como la muerte unánime
que muere egoístamente por un beso
de parto naciendo vehemente en su canto.

Morir: en la cama, morir en el piso
o en la pared como una mosca muere;
morir como las hormigas en su hormiguero
morir en un hipogeo, morir en la luna,
morir como un pavo real o como un zorzal.

Morir: de idiotez, de pena, de tristeza,
de sueño, de amor; morir engañado,
morir solamente solo en una caja de cristal,
morir como un perro emperrado de celos,
de deseo, de anhelo, de nostalgia, de recelo.

Morir: con el fuego, con el agua, con la espada;
morir como Ulises, como Argos o como Aquiles;
morir siendo o no siendo Homero o Shakespeare;
morir en una Odisea o en un Soneto sin libro;
morir como está muriendo la biblioteca y el poema. 

Morir: con escombros en el cuerpo,
morir sin el tiempo porque el tiempo
es la muerte que la carne del hombre teme;
morir en caída libre, morir en tus brazos,
morir ciego en un bar, en un baño, en el mar;
morir excitado de bondad, de soledad, de felicidad.

Construir sin conciencia la muerte 
toda una vida para morir instantáneamente; 
morir ayer, morir hoy, morir mañana; morir.
Morir de todas las formas, es la dulce limosna 
que nos ha dejado las horas, los años, los siglos 
y el verbo: no habrá una Muerte válida 
que no dé por válida su propia muerte.

(Ariel Van de Linde) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario