SEGUIDORES DEL AVERNO

17 de octubre de 2014

OBSERVO


Observo un largo aletargamiento
dentro de mis pensamientos,
doy pasos truncos en un valle empedrado.

Laberintos sin catálogos... Piérdeme...

Observo muros en el comienzo
de mis sueños que no puedo atravesar,
siendo que soy el dueño de tal lugar
y hasta un epitafio daña mis uñas.

Berlín... ¿Ejemplo?

¿Será posible que mi país no pueda
derribar esas diferencias, separándonos?

Nuestra hermandad corre peligro:
Los jóvenes con banderas... Gritan salvajes.
Asesinos en la tempestad... Gritan salvajes.

¿Será que los hijos del sur seguirán reinando?
¿Los dragones seguirán sentados en este lugar?

Observo, sólo observo.
Mi matemática, mi álgebra, mi proeza mueren.

No volveré a soñar,
aún no he derribado esos muros.


(Ariel Van de Linde)



No hay comentarios:

Publicar un comentario