SEGUIDORES DEL AVERNO

26 de diciembre de 2013

OTRA VERSIÓN DEL TEATRO



Un anciano en el teatro
devasta el proscenio del escenario
incendiando marionetas
circularmente mudas pero habladoras;
en su ímpetu lo abruma
el ovoide de quien las maneja
a la manera de un esclavo desnudo
purgando su llanto y su risa,
para ser después un dibujo en el telón.
Y en Buenos Aires 
los vómitos de los jóvenes gritan salvaje
como un momento eterno de dolor,
conllevando poetas de pobre tipografía
alzando al infinito, un sueño dentro de otro sueño
y soñando soñar un ensueño inmaculado.
Comenzó la ceremonia en este teatro
con demonios minuciosos que se parecen a nosotros
y sólo nos diferencian sus tragicomedias
envolviéndonos bajo la fantástica metáfora de la muerte.

¡Oh anciano!, has muerto en tu teatro
y simplemente un escenario me separó de ti.


(Ariel Van de Linde)

No hay comentarios:

Publicar un comentario